Service95 Logo
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?
Issue #048 ¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?

All products featured are independently chosen by the Service95 team. When you purchase something through our shopping links, we may earn an affiliate commission.

¿Los alimentos que consumimos están causando una crisis de salud mental?

En la actualidad, más de la mitad de la dieta del Reino Unido está compuesta por alimentos ultraprocesados, en los EE. UU. el porcentaje aumenta al 73 % y la tendencia sigue en aumento. Un informe concluyó que a medida que los países se vuelven más ricos, consumen más comida ultraprocesada (piensa en las largas listas de ingredientes con nombres científicos, en lugar de alimentos completos y reconocibles). Mientras tanto, según la Organización Mundial de la Salud, actualmente una de cada ocho personas en el mundo vive con un trastorno mental. Entonces, ¿existe un vínculo? Kimberley Wilson, psicóloga certificada radicada en el Reino Unido y autora del próximo libro Unprocessed: How The Food We Eat Is Fueling Our Mental Health Crisis, así lo cree. «No existe ningún estudio que afirme que la dieta ultraprocesada al estilo occidental es buena para la salud mental. Las dietas ricas en alimentos ultraprocesados se asocian con más depresión, peor ansiedad y un mayor riesgo de Alzheimer y demencia», dice. 

Se ha demostrado que ciertos nutrientes mejoran el sueño y reducen el estrés, la depresión y la ansiedad. Entonces, tiene sentido que el consumo de alimentos ultraprocesados —cuyos nutrientes desaparecen mediante procesos industriales intensos— aumente los riesgos para la salud mental. «Tu cerebro está hecho de nutrientes», explica Wilson. «Funciona mediante el envío de señales químicas, y esas sustancias químicas (serotonina, dopamina, citicolina) están hechas de nutrientes. Comer más alimentos ultraprocesados, por definición, desplaza a los alimentos más nutritivos de nuestra dieta». La profesora Adrienne O’Neil, codirectora del Food & Mood Center en Australia (un país donde el consumo de comida ultraprocesada representa el 42 % de la energía alimentaria), afirma que el impacto negativo en la salud mental se debe a las «propiedades proinflamatorias» de estos alimentos, y la dieta proinflamatoria se asocia con un mayor riesgo de depresión. Para el Dr. Adam Drewnowski, un líder internacional en el estudio de las disparidades sociales en las dietas y la salud, se trata de un círculo vicioso: «la calidad de la dieta afecta la salud mental, pero las elecciones alimentarias también se ven afectadas por el bienestar mental», explica. Además, agrega que «el estrés, en particular, puede afectar negativamente la elección de los alimentos que consumimos». En otras palabras, estamos atrapados en una trampa perjudicial.

Uno creería, sin embargo, que lo que comemos depende de nosotros. Pero no es así, dice Wilson, quien argumenta que «la gran mayoría de los factores que deciden lo que comemos se derivan de la sociedad». Pensemos en lo siguiente: las zonas desfavorecidas en el Reino Unido tienen cinco veces más puntos de venta de comida rápida que las más acomodadas, y 1,2 millones de personas en el Reino Unido viven en «desiertos alimentarios», donde los alimentos frescos asequibles son inexistentes. Luego está la cuestión del presupuesto: «una dieta saludable es de tres a seis veces más costosa que una ultraprocesada», afirma Wilson. Por eso, comer bien se está convirtiendo en una cuestión elitista. «Lo que más cuenta es el poder adquisitivo», dice Drewnowski. «No todo el mundo tiene el mismo grado de elección».

Por otro lado, las empresas de alimentos gastan miles de millones de dólares en publicidad cada año. En Brasil, por ejemplo, el 91 % de los anuncios de comida son para alimentos ultraprocesados. Según Wilson, este bombardeo «aprovecha las vulnerabilidades inherentes a los seres humanos. Los anuncios publicitarios apelan a nuestra programación evolutiva, que nos dice que debemos aprovechar al máximo cada oportunidad que tenemos de comer, elegir alimentos ricos en energía y obtener el mayor valor posible gastando la menor cantidad de energía». Y cuando sucumbimos y los comemos, sigue una reacción química; «el cerebro libera una variedad de sustancias, incluidos los péptidos opioides», dice Drewnowski. Estos actúan en el cerebro de la misma manera que las drogas, aprovechando su sistema de recompensa. De hecho, investigadores argumentan que los alimentos ultraprocesados cumplen los criterios para ser etiquetados como sustancias adictivas. No es de extrañar que seamos adictos.

Para Megan Riddle, psiquiatra del Eating Recovery Center en Denver, lejos de ser una elección sencilla, la forma en que comemos se ve «afectada por disparidades culturales y raciales profundamente arraigadas». Según ella, «la comida está íntimamente entrelazada con la cultura y la etnicidad, el poder y la opresión. Los grupos tradicionalmente marginados han aumentado las tasas de inseguridad alimentaria. También hay una mayor conciencia de cómo la comida se ha usado históricamente, y de cómo, ahora, se ha convertido en un instrumento de opresión». Riddle señala que, hoy en día, lo que comúnmente se etiqueta como «“poco saludable” estigmatiza los alimentos de ciertos orígenes étnicos o culturales, perpetuando el sesgo». Para Wilson, este comportamiento se asemeja a culpar a la víctima. «En el Reino Unido, los más pobres tienen que gastar hasta el 74 % de sus ingresos disponibles para tener una dieta saludable, mientras que la cifra en los hogares más ricos es del 11 %. La idea de que se trata de una elección personal es un insulto».

Consideremos esta estadística aleccionadora de O’Neil: «las personas que viven con una enfermedad mental grave mueren entre 10 y 25 años antes que los que no la padecen», y lo que comemos tiene mucho que ver. Nuestros sistemas alimentarios están impulsados por la política, el poder y las ganancias. «Las personas más pobres en Inglaterra mueren hasta 10 años antes que las personas ricas (en los EE. UU. la diferencia es de casi 15 años) y esto no se debe a una elección personal, se trata de dónde vives, lo que puedes pagar y la influencia del medioambiente en tu salud», afirma Wilson. «El sistema alimentario global debe cambiar, pero los cambios culturales no provendrán de los individuos. Necesitamos cambios en las políticas y solo los gobiernos están en condiciones de hacerlos».
Unprocessed: How The Food We Eat Is Fueling Our Mental Health Crisis de Kimberley Wilson será publicado por WH Allen el 23 de febrero de 2023.

Laura Potter es una editora, escritora y entrevistadora independiente cuyo trabajo ha sido publicado en The Observer Magazine, la revista Saturday de The Guardian, The Times Magazine, Women’s Health y Men’s Health.

Read More

SUBSCRIBE TO SERVICE95 NEWSLETTERS

Subscribe