Service95 Logo
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Issue #008 Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag
Drag Queen Sasha Velour's Service 95 Take Over © 2022, Sasha Velour

Del teatro medieval a las reinas de la televisión de RuPaul: 9 cosas que debes saber sobre el arte del drag

Hace más de una década, se emitió el primer episodio de RuPaul’s Drag Race, un programa de televisión que lleva a los espectadores tras bambalinas del mundo drag y que representa un escenario enorme para algunos de sus intérpretes más singulares. Pero este programa es solo la punta del iceberg respecto a la representación de la comunidad drag. Las historias y los fragmentos destacados que aparecen en pantalla se recortan y editan para adaptarlos a los parámetros de la televisión. Muchos de los espectadores que recién empiezan a interesarse por el drag podrían quedar con ganas de más. En esta edición especial de Service95, la superestrella de Drag Race, Sasha Velour —una reina revolucionaria con un profundo conocimiento de la historia de esta expresión artística, cuya propia estética drag ha llevado al arte a nuevas alturas— acompaña a los lectores en un viaje por el universo drag más allá de lo que conocen.
Portrait of Amanda Lepore

Amanda Lepore (2003), Karin Kohlberg/Contour/Getty Images

1. Muchos de los artistas drag más famosos del mundo son mujeres, no se trata solo de «hombres gay» (aunque es verdad que lo hacemos demasiado bien) Ya sea como drag kings, drag queens o artistas escénicos queer no binarios, las mujeres han hecho y siguen haciendo algunas de las contribuciones más importantes a nuestro arte. Peppermint viajó por todo el mundo con su show de diva pop en vivo mucho antes de aparecer como la primera concursante abiertamente trans de Drag Race. Landon Cider, conocido por su ilusionismo de drag king ultramasculino, obtuvo una base de fans internacional después de aparecer en la serie de TV The Boulet Brothers’ Dragula. Otras de las mujeres destacadas del medio incluyen a Kitten N’ Lou, una pareja de la vida real ícono del lesbianismo que recorre el mundo con sus actuaciones de drag burlesque; Sasha Colby, la drag queen favorita de la comunidad de drag queens (a quien puedes ver en mi programa NightGowns); y Amanda Lepore, una leyenda de Nueva York que ha cambiado la imagen de la «mujer perfecta». El impacto de las mujeres en la cultura del drag se viene dando desde hace mucho tiempo. Uno de los primeros ejemplos fue Stormé Delarverie, una cantante de jazz, presentadora de shows drag y portera de bar gay que se cree que comenzó los disturbios de Stonewall en la década de los 60.
Portrait of South African trans artist and hairdresser Kewpie

Kewpie (c.1955-1985), Western Cape/Digital Transgender Archive

2. El drag ya gozaba de mucho éxito mundial mucho antes de Drag Race Kewpie, una drag queen también conocida como Cappuccine, organizó los espectáculos de drag más populares (también conocidos como conciertos «moffie») en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, bajo el apartheid en los años 50 y 60. De día dirigía una peluquería en el Distrito 6 de la ciudad, pero de noche sus espectáculos se convirtieron en un refugio de vida queer para las personas de color. Akihiro Miwa se hizo famoso en 1957 por su canción subida de tono Me Que Me Que, y luego comenzó a presentar y protagonizar un espectáculo mensual de drag llamado World Of Akihiro Miwa en Shibuya, Tokio, que duró hasta la década de 2000. Incluso en Moscú, los espectáculos de drag rusos como el de la discoteca de la Estación Central (Tsentralnaya Stantsya) comenzaron mucho antes de la llegada de internet y continúan en la actualidad, a pesar de la violencia y las restricciones del Estado.
Photograph of Members of the Street Transvestite Action Revolutionaries protesting holding sign that reads, Street Transvestite Action Revolutionaries

Sylvia Rivera & Marsha P Johnson (1970), Getty Images

3. El activismo trans sigue siendo una parte fundamental de la comunidad drag Por décadas, los activistas han organizado espectáculos de drag para recaudar dinero para las personas necesitadas. En la Nueva York de los años 50, Lee Brewster organizó concursos privados de drag para la Mattachine Society (uno de los primeros grupos de activistas gay de los Estados Unidos) hasta que la organización decidió suspender los espectáculos debido a casos de transfobia de sus miembros. Brewster siguió su propio camino, abrió una tienda de pelucas y en los años 70 luchó por los derechos legales y de vivienda de las personas queer y trans junto a las activistas trans Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera (que se autodenominaban como drag queens) como parte de la organización activista Street Transvestite Action Revolutionaries. En París, la estrella del cabaret trans drag Coccinelle fundó una organización llamada Devenir Femme en 1994 para ayudar a otras personas trans a encontrar apoyo económico. En los Estados Unidos, concursos de drag como el Imperial Court System y Miss Continental han proporcionado un espacio y recursos para toda la comunidad queer durante muchas décadas. 4. El mundo del drag se caracteriza por ser financieramente inseguro y muy desigual En la mayoría de los lugares (aunque no en mis espectáculos) los artistas ganan diferentes cantidades de dinero por el mismo trabajo. Muchos sienten la necesidad de presentarse en Drag Race para recibir salarios dignos por un trabajo de tiempo completo. Desafortunadamente, aparecer en la televisión no es garantía de éxito ni equivale a seguridad financiera. Incluso las audiciones para el programa —por no hablar de toda la preparación que implica competir— cuestan mucho dinero y pueden significar decenas de miles de dólares en deudas para los artistas.
Illustration of Kabuki performers Sanogawa Ichimatsu, Nakamura Kiyosaburo), Sanogawa Senzo and Nakamura Kumetaro, circa 1750. Artist Ishikawa Toyonobu.

Kabuki, Ishikawa Toyonobu (c. 1750), Heritage Art/Heritage Images/Getty Images

5. El drag no es moderno, es una expresión artística que se remonta a siglos En todo el mundo, las representaciones teatrales comenzaron como parte de las tradiciones espirituales y religiosas. En la Europa medieval, los carnavales religiosos eran un espacio para que personas de todos los géneros se intercambiaran ropa y presentaran espectáculos. Es un error común pensar que el drag se creó por necesidad cuando a las mujeres se les prohibió presentarse en representaciones teatrales, de hecho sucedió todo lo contrario: las llamadas sociedades moralistas no querían que las mujeres participaran en el teatro debido a la existencia del drag. En Japón, alrededor de 1603, un bailarín de templo y drag king llamado Okuni fue el primero en crear el Kabuki, una expresión artística llena de cantos y bailes queer. Pero menos de un siglo después, se les prohibió a las mujeres participar en ella debido a «preocupaciones morales».
Portrait of Marsha P Johnson at the 1975 Gay Pride March

Marsha P Johnson (1975), Getty Images

6. Ha habido arrestos (e incluso asesinatos) de personas por hacer drag Los artistas del drag a menudo tienen que superar opresiones para triunfar, creando seguridad, alegría y belleza donde más se necesita. Uno de los primeros casos documentados de arrestos de artistas drag fue el de Stella y Fanny, una pareja queer en el Londres victoriano que frecuentaba «Molly houses» (espacios seguros para la comunidad queer) usando vestidos. La pareja enfrentó un proceso penal ante un tribunal por «conspiración para cometer sodomía» (del que posteriormente fue absuelta). En Estados Unidos, hace poco conocimos la historia de William Dorsey Swann, la autodenominada «reina del drag», quien organizaba bailes lujosos para la gente queer de color en Washington DC a principios de la década de 1900. Por esto, fue sentenciada a 10 meses de prisión por el falso cargo de «mantener una casa que alteraba el orden público», un eufemismo para referirse a un burdel. Swann le escribió al presidente Grover Cleveland solicitando un indulto, convirtiéndose en el primer caso documentado de una persona que protestó por la criminalización de las personas queer (el indulto fue negado). Muchas historias de nuestro pasado se entrelazan con la tragedia. Marsha P. Johnson, una de las activistas trans y drag más importantes de la ciudad de Nueva York, fue encontrada asesinada en 1992 y su muerte aún está sin resolver.
Photograph of Drag Queen Sasha Velour performing live, wearing angel wings

Sasha Velour, Smoke & Mirrors, Jeff Eason

7. La fonomímica es en realidad una innovación tecnológica moderna del drag A los primeros artistas drag en hacer fonomímica se les llamó «actuaciones discográficas» y comenzaron en las rocolas de los bares de la clase obrera en la década de los 60. Algunas de las «mujeres imitadoras» profesionales de ese entonces fueron bastante críticas con estos nuevos artistas, ya que probablemente se sentían amenazadas por la afluencia de nuevos talentos. Sin embargo, la fonomímica abrió la profesión a las personas que no eran cantantes de formación, fortaleciendo así el arte del drag. Este es un recordatorio contundente de que el objetivo del «buen arte» nunca consiste en la perfección de cada detalle, sino en el poder del impacto general. También refleja la historia del drag en un momento en que se comenzaron a utilizar nuevas tecnologías de manera accesible y creativa. Esto sigue jugando un papel importante, con experimentos basados en la proyección de video (como en mi show, Smoke & Mirrors) y streaming digital de espectáculos drag, algo que se hizo necesario por la pandemia.
Photograph of male drag queen Mei Lanfang

Mei Lanfang, Getty Images

8. La «revelación» ha existido por cientos de años Uno de los primeros representantes del drag en salir de gira por el mundo fue un artista irlandés llamado Du-val, quien recorrió Inglaterra, África e India a mediados del siglo XIX con un espectáculo que incluía intercambios rápidos entre personajes de diferentes géneros, como una lavandera, una debutante glamorosa, un aristócrata grosero y un profesor torpe. En la década de 1920, una artista de danza aérea nacida en Texas llamada Barbette deleitó a las audiencias de París con un acto de trapecio en el que cambiaba entre formas masculina y femenina con solo quitarse una peluca. Mei Lanfang, la estrella más famosa de la ópera china en los años 20 y 30, era conocida por sus disfraces de fantasía con tocados gigantes, mangas largas y capas ornamentadas, que se quitaba antes de realizar acrobacias, como la captura de una copa de vino con el pie, ¡mientras cantaba en falsete! 9. El drag se preocupa más por lo que haces que por quién eres o cómo te ves El mensaje más importante del drag es que no importa de dónde vengas o por lo que hayas pasado: puedes determinar tu propia vida y tu destino a través de tu imaginación, tus acciones y tu arte, y de la manera en que tratas a las personas. En su máxima expresión, el drag es un espacio que rechaza la discriminación, poniendo un énfasis intrínsecamente queer en el potencial de transformación y aceptación de cada persona.    Las recomendaciones esenciales sobre cultura drag de Sasha Velour 
  1. Un video de YouTube: Faces Of Drag (2021) 
  2. Un documental: The Queen (1968) 
  3. Una serie de televisión: We’re Here (2020) 
  4. Una revista: Velour: The Drag Magazine, ediciones 1 a 3 
  5. Una discoteca: The Lemon Lab en Santiago de Chile 

Para conocer más acerca de las recomendaciones de drag imprescindibles de Sasha Velour, sigue @Service95 en Instagram. 

 SIGUE @SERVICE95

← Back

Thank you for subscribing. Please check your email for confirmation!
Invitation sent successfully!

Please check your email for a reset password link!

Subscribe