Service95 Logo
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?
Issue #076 ¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?

All products featured are independently chosen by the Service95 team. When you purchase something through our shopping links, we may earn an affiliate commission.

A topless female body, bound in velvet ribbons © Eric Traore/Trunk Archive

¿Cómo entender la positividad corporal ahora que ser delgado se puso «de moda»?

Hace tres años, envalentonadas por el gobierno británico que intentaba explicar los problemas del COVID culpando a los pacientes gordos, la fotógrafa Chloe Sheppard y yo lanzamos The Fat Zine, una plataforma para creativos gordos que buscan un espacio seguro para presentar su trabajo, respaldada por un equipo conformado solo por colegas creativos gordos. Hasta el momento, hemos vendido más de 2500 copias y cada día acumulamos más seguidores con todo tipo de cuerpos.

Comenzar The Fat Zine no era una nueva aventura para mí; he estado escribiendo sobre la positividad corporal durante casi una década. Pero el término había existido durante mucho tiempo antes de que se popularizara en el lenguaje conversacional, a principios de la década de 2010. Los liberacionistas de la gordura de los años 60 acuñaron la expresión para animar a las personas gordas a aceptar su apariencia y amar sus cuerpos, en lugar de percibir nuestras curvas como algo negativo. A medida que los blogs de moda de tallas grandes comenzaban a ganar fuerza hace 10 o 15 años —coincidiendo con un auge de los ideales feministas en otros sectores del internet— la positividad corporal pasó a un primer plano junto con temas relacionados como la interseccionalidad y el cuidado personal, entre otros. 

Pronto, las empresas se dieron cuenta de que el empoderamiento del cuerpo femenino podía monetizarse, por lo que sus campañas publicitarias cambiaron la narrativa para adaptarse a los nuevos valores de la sociedad. El poder femenino ahora se utilizaba para comercializar campañas que promocionaban paletas para bajar de peso. Los gimnasios ofrecían hermandad y solidaridad, en lugar de la humillación corporal del pasado. Las clases para fortalecer glúteos, muslos y abdomen adoptaron una nueva jerga feminista. Las marcas de moda rápida agotaron sus camisetas con dibujos de bustos caídos.

Debido a esta apropiación del lenguaje del amor propio, es natural que nos estemos cansando de estos términos. Muchos se sienten agotados con respecto al feminismo y ahora existe un temor creciente de que un futuro de más liberación ya no es una garantía.

Para los liberacionistas de la gordura en particular, el regreso a la idolatría de la delgadez extrema en la cultura de las celebridades y los principales medios de comunicación es un duro golpe. Las pasarelas han vuelto a utilizar menos modelos de tallas grandes que en años anteriores. Y los retrocesos en los derechos reproductivos afectarán especialmente a aquellas personas que ya luchaban por recibir una atención médica adecuada. ¿Sabías, por ejemplo, que la anticoncepción de emergencia no funciona y nunca ha funcionado para las personas de tallas grandes?

Para muchos, la culpa la tiene Ozempic, la marca del medicamento semaglutida, que se administra mediante una inyección semanal y fue desarrollado originalmente para el tratamiento de la diabetes tipo 2. De repente, aparece una «solución» rápida, y aquellos que siempre han odiado a las personas gordas —incluso si fingen no hacerlo— son reivindicados. Y aunque puede que ahora muchas más personas se sientan mejor con sus cuerpos a nivel personal, los asuntos centrales que defiende el movimiento de la liberación de la gordura (del cual surgió el concepto de la positividad corporal) siguen sin ser abordados.

Para nuestra segunda edición de The Fat Zine, publicada en colaboración con la estimada escritora de tallas grandes Marie Southard Ospina, elaboramos una línea de tiempo que rastrea el progreso de los movimientos de liberación de la gordura a lo largo de los años.

Similar a las olas feministas, la liberación de la gordura ha tenido ires y venires. Y siendo alguien que vivió la humillación corporal de los años 2000, la abrumadora cuarta ola de feminismo de los años 10 y que ahora se enfrenta a una década que parece volver a idolatrar la delgadez, es más importante que nunca reconocer estos patrones. Esta regresión no es el fin del feminismo ni de la positividad corporal, sino un momento crucial en el que debemos avanzar hacia la próxima cima de la liberación del cuerpo y de la mujer.

Gina Tonic es una escritora de cultura y sexo galesa que trabaja como editora de The Fat Zine, una publicación dedicada al intercambio de arte e historias de creativos gordos.

Read More

Subscribe